Vigilia Pascual

La noche del Sábado Santo se celebró la Vigilia Pascual que conmemora la Resurrección de Cristo y es la celebración más importante para los católicos

Teniendo en cuenta la duración de esta celebración, este año la Vigilia Pascual se adelantó a las siete y media de la tarde para cumplir con el toque de queda a las diez de la noche. La Vigilia comenzó encendiéndose y bendiciendose un fuego en la portada exterior. De ese fuego se enciendió el Cirio Pascual que es una enorme vela que simboliza a Cristo Resucitado.

Acto seguido, se inició el párroco la procesión hasta el altar cantando: «Luz de Cristo» y los fieles cantan: «Oh Luz Gozosa de la Santa Gloria del Padre Celeste e inmortal Santo y Feliz Jesucristo». Al llegar al presbiterio, se colocó en el centro del mismo y acto seguido D. Jerónimo entonó el Pregón Pascual mientras el Templo permanecía completamente a oscuras.

Después de las lecturas del Antiguo Testamento se entonó el «Gloria» mientras se iluminaba el Templo y volteaban las campanas.
La Vigilia Pascual en la madrugada del Domingo de Resurrección finalizó con la bendición solemne y oficialmente concluyó el Triduo Pascual.

Este día también fueron bautizados diez niños y niñas que se encontraban sentados en el crucero, alrededor de la pila bautismal.

Scroll Up