Matrimonio

El matrimonio por la Iglesia es un acto único y sagrado, porque no es únicamente una decisión del hombre y de la mujer, es un QUERER DE DIOS, que llama a una vocación maravillosa. Por eso Dios ha querido otorgarle la categoría de SACRAMENTO. Es el Sacramento del amor, en que hombre y mujer se entregan y reciben mutuamente, y prometen guardarse fidelidad PARA SIEMPRE y están abiertos a la vida, A LOS HIJOS.

ES UN ACTO MUY HUMANO Y MUY DIVINO

La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados (Código de Derecho Canónico can. 1055, §1)

El matrimonio por la Iglesia tiene un carácter RELIGIOSO, todo lo demás es muy secundario. Es un ACTO LIBRE, si lo habéis elegido así, sed coherentes con ello. Existe también el matrimonio civil, pero la boda por la Iglesia es otra cosa.

ES UNA UNIÓN DE CARA A DIOS PARA SIEMPRE

REQUISITOS PARA CONTRAER MATRIMONIO

Para celebrar una boda, lo primero es concretar la fecha en la parroquia. Como a veces hay dificultades para fijar las fechas, es bueno que hagáis la reserva de fecha y hora con el suficiente tiempo de antelación. Suele ser lo habitual reservar con un año de anticipación, ya que es frecuente que muchas parejas pidan casarse en fechas similares.

Para reservar una fecha para la boda deberá hacerse de manera personal en el despacho parroquial. En el caso de que, una vez fijada la fecha, no os caséis en esta parroquia, se ruega que se comunique cuanto antes, para que ese día y hora quede disponible para otra posible celebración.

Además de la reserva de fecha, es necesario abrir el Expediente Matrimonial, en el que quedará registrado el Sacramento del Matrimonio. Se hace en la parroquia del novio o de la novia. Se inicia al menos dos meses antes de la celebración de la boda. Para realizar este expediente es necesario presentar los siguientes documentos:

  • Fotocopia del carnet de identidad.
  • Partida de bautismo (el interesado la puede pedir en la parroquia donde se bautizó, en el caso de no haber sido bautizado en la Diócesis de Cartagena, deberá estar legalizada por la diócesis de la que procede).
  • Partida literal de nacimiento (hay que pedirlo en el registro civil donde nació el interesado).
  • Certificado de haber realizado el cursillo prematrimonial.

Y cualquier otro documento que el párroco crea conveniente.

Para el Expediente Matrimonial se tiene que presentar, además, cuando el párroco lo indique, a dos testigos que conozcan desde hace tiempo a los novios y no tengan vínculos familiares con ellos, que también deberán aportar fotocopia de su carnet de identidad. 

Información sobre los Cursos Pre-Matrimoniales

Los jóvenes deben ser instruidos adecuada y oportunamente sobre la dignidad, tareas y ejercicio del amor conyugal, sobre todo en el seno de la misma familia, para que, educados en el cultivo de la castidad, puedan pasar, a la edad conveniente, de un honesto noviazgo, al matrimonio.

Gaudium et Spess 49,3

MUY IMPORTANTE:

Toda la información que aquí ofrecemos tiene únicamente validez informativa general y en ningún caso es vinculante o aplicable a situaciones concretas donde sólo el párroco o el responsable eclesiástico correspondiente tiene la capacidad de resolver. Ante cualquier duda sobre el texto póngase en contacto con el párroco en el horario del archivo o despacho parroquial.

Scroll Up