Recuperada la Capilla de Ntro. Padre Jesús Nazareno

La capilla fue bendecida el 12 de julio de 2020, en la Misa de acción de gracias por el V aniversario de la ordenación del párroco D. Jerónimo Hernández.

Se llevaba tiempo trabajando en el proyecto de reforma de esta capilla, se hicieron consultas en el archivo de la Diócesis, la Dirección General de Cultura, el Ayuntamiento de Fuente Álamo, etc… con la intención de que esta capilla recuperara su estructura original.

Pero esta reforma se adelantó a causa de las intensas lluvias de marzo que provocaron importantes humedades que afectaron a la base de la imagen, obligando a sacar al Nazareno de su capilla. Esta reforma fue tratada en reunión telemática por el Consejo Pastoral y se acordó comenzar las obras aprovechando que la iglesia permanecía cerrada al culto.

La primera actuación que estimó la dirección facultativa fue realizar unas catas para determinar de que tipo de estructura estaba formaba la base de la capilla. Las catas confirmaron que estaba compuesta únicamente por relleno no compacto, sin ningún tipo de estructura a destacar y a su vez descartaron la existencia de enterramientos.

A continuación se procedió al vaciado del relleno, retirando 30 mt3 de escombro de antiguas reformas con el que se había rellenado posiblemente a finales del siglo XIX.

Al llegar al nivel del suelo apareció el antiguo solado de mortero de cal que confirmaba que el camarín tal y como lo conocíamos era fruto de la reforma de una capilla a finales del XIX. El tipo de material y el estado en el que se encontraba desaconsejaban su conservación.

Se sanearon las humedades de la base, excavando la caja precisa para realizar una solera drenante sobre encachado de grava y terminando la pavimentación con la misma piedra de mármol de Macael y rodapié gris del Cabezo que el resto del templo.

Respecto a la decoración, se encargó una mesa de altar de madera a un maestro artesano murciano, que será próximamente dorada y sobre la misma se ha instalado un dosel provisional que será sustituido por su própio retablo.

Los dos cuadros que flanquean la entrada han sido pintados por el sacerdote D. Leandro Fernández y costeados por una familia fuentealamera. Representan a dos santos agustinos, Santo Tomás de Villanueva y San Nicolás de Tolentino.

Santo Tomás de Villanueva. Agustino, reformador de la Iglesia, confesor de Carlos V y arzobispo de Valencia. Su vida se caracterizó por la caridad y auxilio social y fue canonizado en 1658.

San Nicolás de Tolentino. Este sacerdote aparece con el hábito agustino y una estrella en el pecho. Fue el primer santo de la Orden de San Agustín y se le considera protector de las ánimas del purgatorio.

Hay que destacar y la parroquia lo agradece, que las obras de recuperación y decoración de la capilla han sido sufragadas íntegramente por aportaciones de feligreses.

La imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno volvía definitivamente a su capilla el viernes 10 de julio a las 21:30h y las campanas se encargaron de anunciar el emotivo momento.

La capilla fue bendecida el 12 de julio de 2020, coincidiendo con el V aniversario de la ordenación sacerdotal del párroco D. Jerónimo Hernández. Tras la homilía, D. Jerónimo se dirigió a la capilla e invitó a los presentes a unirse desde sus asientos a la oración de bendición y terminó incensando la capilla y la imagen del Nazareno.

En definitiva, la parroquia ha recuperado un espacio que invita a la oración en intimidad y que favorece la veneración del pueblo de Fuente Álamo a su Nazareno.

Juan Morales

Scroll Up