Presentación de los niños a la Virgen

Con motivo de la Fiesta de la Presentación del Señor en el Templo el pasado 2 de febrero, este sábado tuvo lugar la presentación de los niños a la Virgen del Rosario

A los cuarenta días del nacimiento del Señor, siguiendo lo prescrito por la ley mosaica, Jesús fue presentado en el Templo de Jerusalén, al mismo tiempo que su madre realizaba la ceremonia de su purificación. Por este motivo, el sábado se celebró la presentación de niños bautizados en la parroquia el año pasado.

Candelaria viene del verbo latino candere, que significa «brillar por su blancura«, estar blanco o radiante. Así se encontraban para la ocasión la Virgen del Rosario y el Niño Jesús, vestidos de blanco y radiantes.

La presentación de los niños a la Virgen del Rosario constituye siempre un momento de alegría. Los nuevos fuentealameros llenaron de vida la Capilla del Rosario ante los rostros felices de sus padres, abuelos y familiares y el agradecimiento de la parroquia que ve en ello una continuidad histórica en la devoción a la Virgen.
El párroco D. Jerónimo fue presentando uno a uno a los niños ante la imagen de la patrona y pidió su protección.

Este año como todo está siendo distinto también lo fue la celebración del Día de la Candelaria, la Fiesta de la Luz. Para cumplir todos los requisitos de la restricciones que marca la pandemia del Covid-19, la celebración tuvo lugar en la Capilla del Rosario, donde los familiares ocuparon los bancos que tenían reservados con el fin de cumplir con las distancias de seguridad. Al termino del acto la Hermandad de la Virgen del Rosario tuvo un detalle con los pequeños y les hizo entrega, como recuerdo, de una cinta de 33 ctm que es la medida del Niño Jesús que porta la Virgen.

Scroll Up