Crónica de la parroquia – Noviembre de 2019.

Terminó el mes de noviembre, el mes de los difuntos, con una intensa actividad en la Parroquia de San Agustín.

El 29 de octubre se celebró en los Salones Parroquiales Santa Mónica una charla titulada «Halloween o Holywins» a cargo del sacerdote D. José Ruiz García que es doctor en Teología y profesor de Escatología en el Instituto Teológico San Fulgencio de Murcia. Hablando de como Halloween es una fiesta impuesta por la globalización y que aunque significa “víspera de Todos los Santos” esta celebración ha ido perdiendo su relación con la fe cristiana.

El 31 de octubre, vispera de Todos los Santos, tuvo lugar por los grupos de catequesis de Primera Comunión la fiesta «Holywins» con la que se pretende acercar los santos a los niños. Desfilaron por algunas calles del centro vestidos de Virgen María, de San Agustín, de Santa Mónica, etc… y terminando la fiesta con juegos en el aparcamiento, junto a la iglesia.

El 1 de noviembre se celebró por todas las iglesias católicas de rito latino el día de Todos los Santos y al día siguiente la Conmemoración de los Fieles Difuntos, con una misa en el cementerio municipal. Aunque cada día en la celebración de la Eucaristía se recuerda a los «hermanos que durmieron en la esperanza de la resurrección y todos los que han muerto en tu misericordia», D. Jerónimo en las misas del mes de noviembre ha ido recordando a todos los difuntos de la parroquia del último año.

Altar de la Vida

Igualmente D. Jerónimo montó en el altar mayor un «Monumento de Vida» que ha permanecido todo el mes de noviembre. Llevaba por nombre: «Oye la voz que te advierte que todo es ilusión menos la muerte». VÁNITAS VANITATIS.

Un monumento formado por una serie de objetos simbólicos que nos recuerdan que este mundo se acaba y estamos hechos para morir. Solo Dios permanece.

Él, que nos ha redimido en la Cruz, nos ofrece la Vida Eterna (reloj volcado). El conocimiento de Dios y la Eucaristía (libros), la oración (Rosario), el amor y devoción (flores) y la Fe (vela encendida), permanecen.

El poder (corona y cofre), la juventud (flores marchitas), la riqueza (joyas y conchas) y hasta las ciencias (libros mas altos), un día desaparecerán.

Pero la vida (vela del candelabro apagada) se acaba y hay que hacer méritos para que el Señor nos acoja en su seno.

El 18 de noviembre tuvo lugar una charla llamada «La aventura de ser padres» dentro del ciclo «No sin mis hijos» que corrió a cargo de D. Isaac Alacid de Pascual, psicologo y experto en parentalidad positiva. Se celebró en el Salón Parroquial.

Esa misma noche llegó a la iglesia un óleo de San Agustín que encargó D. Jerónimo a los pocos días de tomar posesión y del que hablaremos en una publicación aparte. El cuadro permanece desde entonces en la parte exterior del camarin de San Agustín.

La mañana del 19 de noviembre recibió la iglesia una visita que no es habitual. Una chica que llegaba de Córdoba (Argentina) para conocer la tierra y la parroquia de su abuelo Bernardo Sánchez Garcia. Éste tuvo que emigrar en 1917 por la dificil situación del país en aquel momento.

San Gregorio en el altar mayor

La policia local celebró a su patrón San Gregorio el 29 de noviembre con una misa en la que D. Jerónimo aportó la bendición apostólica de Su Santidad el Papa Francisco a la policia local. Asistieron varios miembros de la Corporación Municipal encabezados por la alcaldesa de Fuente Álamo Dña. Juana María Martínez, también acudieron autoridades militares como el almirante jefe del arsenal de Cartagena e Hijo Predilecto de esta villa D. Aniceto Rosique y el jefe de la policia local D. Francisco Javier Martínez con numerosos miembros de la misma.

Juan Morales

Scroll Up