Crónica de la parroquia – Junio de 2020

El mes de junio fue un mes de intensa actividad en la parroquia con la celebración de cinco solemnidades. La Santísima Trinidad, Corpus Christi, el Sagrado Corazón de Jesús, San Juan Bautista y San Pedro y San Pablo.

El mes de junio se desarrolló con relativa normalidad, siempre cumpliendo la normativa vigente en materia de seguridad sanitaria. El día 1 se reanudó el Tiempo Ordinario, una vez terminado Pentecostés.

Ante la imposibilidad de celebrar las comuniones en el mes de mayo, se acordó entre Don Jerónimo y los padres, dar flexibilidad para que eligieran una nueva fecha entre junio, julio, septiembre u octubre. En el mes de junio se celebraron comuniones los días 20, 21, 27 y 28.

A principio de mes, envió el maestro organero D. Frederic Desmottes fotos con el avanzado estado de la caja mayor del órgano de tubos que está construyendo en su taller de Cuenca.

El 7 de junio se celebró la solemnidad de la Santísima Trinidad y el 8 de junio la Región de Murcia entró en la Fase 3 de desescalada, lo que aumentaba el aforo de la parroquia hasta el 75% de la capacidad. Se cambió la señalización de los bancos, indicando la posibilidad de sentarse tres personas por banco y respetando un metro de distancia.
Se sigue utilizando el gel a la entrada y las mascarillas durante las celebraciones.

La Hermandad de la Virgen del Rosario hizo esa semana un donativo extraordinario de 1000€ a Cáritas parroquial para ayudar a familias vulnerables, afectadas por el Covid-19.

El 11 de junio, uno de los tres jueves del año que brillan más que el Sol, se celebró la solemnidad del Corpus Christi. El Santísimo estuvo expuesto en el altar mayor de 11 de la mañana a 8 de la tarde.
A esta hora tuvo lugar la Eucaristía y a su término tuvo lugar una procesión claustral.

El 16 de junio el ayuntamiento comenzó las obras en el callejón de la iglesia. El enlosado del callejón estaba en pésimas condiciones y estaba provocando importantes humedades en ese lateral del templo por la filtración del agua de lluvia.
Además había riesgo de caída para las personas mayores.

Esa semana fue la Asociación de madres cristianas «Santa Mónica» la que puso su grano de arena y dió un donativo de 300€ a Cáritas parroquial.  Con estas acciones, las asociaciones parroquiales demuestran su labor solidaria en momentos de crisis como el provocado por el coronavirus.

La Iglesia Católica dedica el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús, para que los fieles veneren, honren e imiten más intensamente el amor de Cristo. Por este motivo Don Jerónimo puso la imagen del Sagrado Corazón de Jesús de la parroquia en el lado de la Epístola del altar y realizó unos pequeños libros con una reflexión durante todos los días del mes.
El 19 de junio se celebró la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús a las 8 de la tarde.

El sábado 19 de junio hubo una comida de convivencia de catequistas en la casa de campo de Josefina Otón, asistiendo D. Jerónimo. Ana Jiménez fue la encargada de cocinar un estupendo arroz y demostró sus dotes como buena cocinera.

El lunes 22 de junio tuvo lugar una Misa de acción de gracias con motivo del cumpleaños de nuestro párroco. Ese día D. Jerónimo cumplía treinta y tres años, una edad simbólica para los cristianos, y tras la Eucaristía tuvo lugar un pequeño refresco en el patio de la parroquia.
Recibió varios regalos, entre ellos un cuadro pintado por Carmen Ballester que representa a D. Jerónimo recibiendo a San Roque en la puerta del templo.

El día de la solemnidad de San Juan Bautista, a las doce de la mañana se desplazó D. Jerónimo a la pedanía de El Escobar para concelebrar la Eucaristía junto a D. José David González, párroco de Corvera.

La solemnidad en la parroquia se celebró a las ocho de la tarde y a su término se bendijo la restaurada capilla del Bautismo.
Esta capilla se encontraba muy afectada por humedades en sus muros, que son los de la torre, por lo que se picaron y se dejaron exentos y con ventilación para evitar nuevas humedades.

El sábado 27 se desplazó nuestro párroco hasta Algezáres con un grupo de jovenes de la parroquia. Allí visitaron a las Hermanas Pobres del Convento de Santa Verónica y escucharon sus testimonios de vida. Resultó muy interesante la visita y ayudó a comprender los motivos que llevan a entrar a un convento.

San Pedro y San Pablo fue la quinta solemnidad que se celebró en junio. Como curiosidad, este día llevó la imagen de San Pedro de las Palas una mitra del patrón San Agustín.

Juan Morales

Scroll Up