Cáritas Parroquial más indispensable que nunca

Ante la situación excepcional que estamos viviendo, Cáritas Parroquial sigue atendiendo a las familias más vulnerables.

Hoy los bomberos se han encargado de hacernos una entrega de alimentos, pescado congelado, frutas y dulces, donados por Fripozo a Cáritas Diocesana y a su vez Cáritas Diocesana se está encargando de repartir estas donaciones a Cáritas Parroquiales.

En colaboración con Cáritas Diocesana y el Ayuntamiento de Fuente Álamo, seguimos aportando productos de alimentación e higiene, que tanta falta hacen en este tiempo.

Scroll Up