Bendición extraordinaria Urbi et Orbi

El Papa Francisco impartió una bendición «Urbi et Orbi» extraordinaria para hacer frente a la pandemia del Coronavirus. Normalmente se imparten dos bendiciones en el año, el Domingo de Pascua y el Día de Navidad.

El Papa subrayó que «a la humanidad le ha sorprendido una tormenta inesperada y furiosa«, «nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente. En esta barca estamos todos«.

¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?
Señor, esta tarde tu Palabra nos interpela.
No nos hemos detenido ante tus llamadas, no nos hemos despertado ante guerras e injusticias del mundo, no hemos escuchado el grito de los pobres y de nuestro planeta gravemente enfermo.
Hemos continuado imperturbables, pensando en mantenernos siempre sanos en un mundo enfermo.
Ahora mientras estamos en mares agitados, te suplicamos «Despierta Señor».

¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?
Señor, nos diriges una llamada, una llamada a la fe.
Que no es tanto creer que Tú existes, sino ir hacia ti y confiar en ti.

En esta Cuaresma resuena tu llamada urgente: «Convertíos», «Volved a mí de todo corazón».

Fragmento de la homilía pronunciada ayer por el Papa Francisco.

Scroll Up